TEJAS VERDES HERNAN VALDES PDF

Your recently viewed items and featured recommendations. The old story He survived the Army coup for a few months. Tejas verdes hernan valdes alone made the fascist coup possible. Withoutabox Submit to Film Festivals. AmazonGlobal Ship Orders Internationally. Would you like to tell us about a lower price?

Author:Vurisar Sajora
Country:Pakistan
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):15 May 2013
Pages:212
PDF File Size:3.49 Mb
ePub File Size:9.96 Mb
ISBN:174-4-46783-226-3
Downloads:73171
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mazujar



Se trataba de arrestos realizados por carabineros. Iban siempre amarrados, con los ojos vendada o encapuchados. Tres meses aproximadamente. Mi marido trabajaba en Madeco, y luego del golpe fue detenido. En enero de , yo estaba tratando que a mi marido lo pudiera visitar su familia. Estaba incomunicado.

Tres civiles allanaron la casa y me llevaron en una camioneta sin patente. Llegamos de noche. Iba con otra persona, sentada en el suelo y amarrado con alambre.

Yo estaba vendada. Nos trasladaban en camiones hasta el lugar de tortura, el Casino de la Escuela de Suboficiales de Tejas Verdes. Los interrogatorios empezaban muy temprano Me golpeaban con una fusta en el bajo vientre, para que perdiera mi guagua. Me tiraban agua. No nos daban comida ni agua. Fueron meses espantosos, horribles Se escuchaban voces. Vi muchos hombres y trabajadores de Madeco.

Estaban desde antes que yo llegara. Quien comandaba el campo de prisioneros era el general Manuel Contreras Fueron tres meses terribles. No hubo momento en que no me torturaran. De vuelta del campo de tortura, me llevaban una frazada.

La tomaban cuatro militares por las puntas. Nos llevaban en calidad de ovillos, en el medio de las frazadas Luego me dejaban en una celda de cemento Normalmente nos interrogaban cuatro o cinco torturadores. Eso lo vivieron todos los que pasaron por el campo de prisioneros Luego vino el interrogatorio [ En el campo fui recibida por el suboficial [ Me llevaron a Tejas Verdes: siempre encapuchada e incomunicada en una barraca [ Las sesiones de tortura duraban alrededor de doce horas.

Este procedimiento era a diario. Son los mismos camiones donde luego llevan los presos a la tortura. Nosotros debemos luego descargarlas y -cuando los soldados las han repartido en el otro patio- recalentarlas y lavar las escudillas usadas por los incomunicados y luego por nosotros. Vemos como llevan a horas nunca iguales- a los del otro patio al camion que los conducira a la tortura.

Y los vemos volver, asi como yo he vuelto. Hasta alli fueron trasladados cerca de 1. Dividido en dos patios donde estaban los incomunicados, contaba con siete construcciones cinco para los hombres y dos para las mujeres que podian albergar hasta 18 personas en su interior, en condiciones de absoluto hacinamiento. Durante 25 dias se mantenian en este cautiverio, comenzando la fase de interrogatorios y tortura.

Los dias martes, jueves y viernes, los detenidos aprendieron a identificar una camioneta que llevaba el logo de la CORFO en la que se trasladaba a los prisioneros. Luego habia cinco minutos de tiempo para lavarse y orinar. A la hora de almuerzo se disponia de tres minutos para "degustar" un cucharon de porotos con tallarines, arvejas con tallarines, sopa de pescado o carbonada.

Ante cualquier queja los procedimientos eran brutales: se amarraba con alambres al detenido, de pies y manos a la espalda, y luego lo exhibian en una de las torres de vigilancia. Durante diez dias y diez noches se mantenia este trato. En paralelo, quienes llegaban hasta Tejas Verdes eran interrogados puntualmente a las , y horas.

Sin embargo, ello no era obstaculo para vulnerar el estricto orden interno y realizar un interrogatorio en un momento imprevisto. En una celda humeda y oscura, de un metro de ancho por 1,30 de largo, los prisioneros esperaban hasta que se encendiera la luz y comenzara el dolor.

A la vista de un fiscal comenzaban las preguntas, generalmente relativas al inexistente plan Zeta, y a la par se iniciaba la sesion con el "Pau de Arara". Mas tarde se desarrollaba el ahorcamiento "normal" de la persona hasta que en un gesto "de bondad" se le inducia a pedir sus tres ultimos deseos. Si en ese momento no confesaban se retiraba el taburete que los sostenia y quedaban colgando por unos segundos hasta quedar al borde de la muerte. Otros tormentos a los que eran sometidos eran el "ulpo", amenazandolos con la ingestion de su propia orina, la ruleta rusa, el tirabuzon o la paloma, que consistia en colgarlos de los pies, con las manos atadas a la espalda y la cabeza cubierta con un capuchon, posicion en la que recibian golpes de pies y manos; la picana, practicada de preferencia a mujeres pero tambien a hombres por el ano; el ahogamiento o submarino, inmersion de la cabeza en agua o heces; aplicacion de corriente electrica en todo el cuerpo; el fusilamiento simulado; el tonel, que era la introduccion del detenido en un barril con piedras que era lanzado en una pendiente; y la vacuna, ocasion en la que se usaba la droga pentotal para inducir las respuestas a las preguntas.

Luego de un intenso periodo de torturas, los prisioneros eran dejados en paz durante diez dias de "reposicion", al cabo de los cuales eran trasladados a Santiago o bien hechos desaparecer. LAS VICTIMAS Reabierto el proceso por las desapariciones producidas en su interior, comienza a develarse la siniestra mision que cumplieron oficiales del Ejercito, civiles e incluso medicos, en el secuestro y tortura de cientos de ciudadanos, como tambien en la instruccion de quienes serian posteriormente la base de la DINA.

Entre los centenares de prisioneros que pasaron por la escuela de torturas de Manuel Contreras, algunos se encuentran hasta hoy desaparecidos o fueron ejecutados con la excusa de la ley de fuga. El mayor David Miranda Monardes, Fiscal Militar, era la persona que decidia el destino de los detenidos, seguramente por ordenes de Manuel Contreras, comunicando sus decisiones al Secretario de la Fiscalia, Patricio Carranza Saavedra, quien llevaba toda la documentacion.

Al llegar a Tejas Verdes, Maria vio la linea de mando: Contreras y Jara ordenaban todas las actividades del recinto. Desde el 5 de diciembre de y hasta el 9 de marzo de estuvo recluida, fue fichada con fotografias y toma de huellas digitales. Me sumieron en agua con excrementos, me tiraron baldes con orina y deposiciones. Contreras me venia a sacar a las AM y me tiraba al patio del campo, esto lo hizo el varias veces". Entre quienes hicieron desaparecer a prisioneros desde este lugar, lanzandolos al mar desde helicopteros militares, figura el conocido piloto de la Carvana de la Muerte Antonio Palomo Contreras.

Segun el informe de la Mesa de Dialogo, entre estos casos estarian los de Gerardo Rubilar y Ernesto Salamanca detenidos el 24 de enero de , trasladados a Londres 38 y luego a Tejas Verdes, lugar donde se pierde todo rastro de su paradero. Posteriormente me trasladaron a otros campos de concentracion.

Sali de Tres Alamos, luego de ocho o nueve meses. Nunca estuvo claro por que me detuvieron. Trabajaba con mujeres, y estabamos convencidas del proceso de Salvador Allende y lo que significaba el gobierno de la Unidad Popular.

Viviamos en la Poblacion Madeco. Vecinos me avisaron que en mi casa habian hombres de civil. No tenia conciencia de lo que iba a vivir Me vendaron los ojos, trasladandome a Londres Alli me golpearon Despues me trasladaron al Tacna, unas horas No sabiamos que lugar era, pero senti que estaba cerca del mar y de eucaliptus Me encerraron en una especie de mediagua, y al dia siguiente comenzaron los interrogatorios En ese momento no sabia donde estaba. Nos llevaban en camiones frigorificos, amarrados, vendados, con capuchas.

Nos hacian bajar escalones y a mi me dejaron en una celda. Les dije que estaba embarazada, pero la verdad a ellos no les importo, al contrario. Al tercer o cuarto dia, comenzaron a violarme Me hacian estar parada toda la noche. No podia dormir. Cuando volvi a la caseta, al dia siguiente, llego Rebeca Espinoza. Yo estaba en tan malas condiciones que pusieron una enfermera -tambien prisionera-, y le permitian que me atendiera.

Me venian convulsiones musculares, producto de las sesiones de tortura A los veinte dias de ser torturada diariamente -me sacaban al sol para que las heridas cicatrizaran-, Rebeca Espinoza desaparecio Se que desaparecio porque los torturadores burlandose, cuando me venian convulsiones, me pasaron su chaleca para que me tapara Sabia que habian mas detenidas.

A traves de las rendijas se veian. Yo tenia mas de cinco meses de embarazo. Estaba en muy malas condiciones, mi bebe tambien, producto de la tortura fisica y sicologica. Me trasladaron a la Correccional, donde estuve unos 20 dias. Alli agentes de civil nos llevaron al Estadio Chile con un tremendo despliegue Luego a Tres Alamos desde donde sali en libertad. Mi casa siguio siendo allanada por soldados de Ingenieria de Tejas Verdes, a muchos los ubicaba En Tejas Verdes escuche las torturas de otras personas, gritos de hombres Quien comandaba el campo de prisioneros era Manuel Contreras Las torturas, las primeras semanas, eran practicamente todos los dias.

Despues se fue espaciando, pero no dejaron de ser Tengo la impresion que habia unas 15 mujeres, pero por ahi pasaron muchas mas

EL COYOTE COJO PDF

Tejas verdes

.

DECADENCE MANDCHOUE PDF

Tejas Verdes: diario de un campo de concentración en Chile

.

Related Articles