INHIBICION SINTOMA Y ANGUSTIA FREUD PDF

Pero si el yo permanece ligado con el ello, no es separable del ello, entonces muestra su fortaleza. De todos los nexos mencionados resulta lo que no es familiar como ganancia secundaria de la enfermedad en el caso de la neurosis. Por lo tanto, un conflicto de ambivalencia, un amor bien fundado y un odio no menos justificado, ambos dirigidos a una misma persona. Su fobia tiene que ser un intento de solucionar ese conflicto.

Author:Sar Zur
Country:Equatorial Guinea
Language:English (Spanish)
Genre:Marketing
Published (Last):7 October 2009
Pages:401
PDF File Size:7.47 Mb
ePub File Size:2.37 Mb
ISBN:236-2-90911-723-2
Downloads:41780
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kigakus



Dejar un comentario I. Lo que sucede es que dichos conceptos pertenecen a distintos campos. Tampoco es raro un incremento del apetito. Otras inhibiciones tienen efecto evidentemente en servicio del autocastigo, muy frecuentemente sobre todo en el campo de las actividades profesionales. El proceso sustitutivo ve, en efecto, dificultada su descarga por medio de la motilidad.

Mas, por otra parte, el yo y el ello coinciden, no siendo el primero sino una parte especialmente diferenciada del segundo. Cuando confrontamos en nuestro pensamiento esta parte con la totalidad o cuando entre ambas surge realmente la discordia se nos evidencia la debilidad del yo.

En muchas situaciones se confunden a nuestra vista. Unicamente nos es dado distinguirlos cuando entre ambos surge un conflicto. El yo es, en efecto, la parte organizada del ello.

Por lo regular, el impulso instintivo pulsional que de reprimir se trata permanece aislado. Esta lucha secundaria de defensa nos muestra dos aspectos diferentes.

Para la cual no faltan nunca motivos ni ocasiones. De todas estas circunstancias resulta aquello que nos es conocido con el nombre de ventaja de la enfermedad secundaria de la neurosis.

Sin embargo, no debemos tachar al yo de inconsecuente. Juanito se niega a salir a la calle porque le dan miedo los caballos. Nos encontramos, pues, ante un conflicto de ambivalencia: amor y odio, ambos justificados, con respecto a una misma persona. Los conflictos por ambivalencia pueden tener, en efecto, diversos desenlaces. En cambio, el caso de Juanito nos descubre, con toda certeza, algo distinto.

El conflicto de ambivalencia no queda, pues, resuelto en una sola y misma persona, sino simplemente esquivado por medio de un rodeo, consistente en desplazar uno de los dos impulsos que lo integran sobre una persona distinta como objeto sustitutivo.

Hemos visto ya que Juanito indicaba como contenido de su fobia el miedo angustioso a ser mordido por un caballo.

Del mismo modo resultaba por lo menos muy probable en el segundo caso que el padre del sujeto fingiera alguna vez, en sus juegos infantiles con su hijo, ser un lobo que amenazaba devorarlo.

Con este hombre comestible se identificaba el joven. No sabemos tampoco si realmente significa lo que parece expresar, ni comprendemos que pueda llegar a ser objeto de una fobia. Resulta indiscutible que el impulso instintivo pulsional reprimido en estas fobias es un impulso hostil contra el padre. Ahora vemos ya ciertas diferencias entre ellos. Las ideas angustiosas de ser mordido por un caballo y devorado por el lobo son sustitutivos deformados de la de ser castrado por el padre.

La angustia no nace nunca de la libido reprimida. Non liquet!. Hay muchas neurosis en las que no surge angustia alguna. Pero la estructura ulterior de la enfermedad queda modificada decisivamente por un factor constitucional. Estos procesos traspasan en la neurosis obsesiva la medida normal. La llegada de la pubertad constituye un estadio decisivo en el desarrollo de la neurosis obsesiva. La primera es tomar precauciones para evitar que algo determinado suceda o se repita. En la neurosis obsesiva no se da este caso.

No puede abandonarse ni un solo instante y ha de hallarse siempre dispuesto al combate. Casi no merece la pena de resumirlas. Sus resultados han sido limitados e incompletos, y no nos ha proporcionado mucho que no nos fuera ya conocido. Mas por salir de esta dificultad no precisamos descubrir auxilio ninguno nuevo pues nos lo ofrece el hecho, ya conocido, de que escasamente se nos presentan impulsos instintivos pulsionales puros, sino aleaciones de instintos trieb de los dos grupos, en proporciones diferentes.

En primer lugar evita un conflicto por ambivalencia, pues el padre es, al mismo tiempo, un objeto amado; y en segundo, permite al yo terminar el desarrollo de angustia.

La angustia de la fobia es, en efecto, condicional. Ahora bien, el padre no puede ser suprimido, aparece ante el sujeto cuando quiere. Pero en el fondo no hay diferencia alguna. El mecanismo de la fobia presta, como medio de defensa, excelentes servicios y muestra una gran tendencia a la estabilidad.

Mas esta angustia permanece encubierta, pues el yo la elude, ejecutando obedientemente los preceptos, prevenciones y actos expiatorios que le son impuestos.

Cuando algo le impide llevarlos a cabo, surge en el acto un malestar extraordinariamente penoso, que los enfermos equiparan a la angustia, y en el que hemos de ver un equivalente de la misma.

IEC 60034-3 PDF

Resumen Inhibición, Síntoma y Angustia. Freud

El yo renuncia a dichas funciones para no entrar en conflicto con el ello. En este caso el yo evita un conflicto con el superyo. El yo puede ejercer mucha influencia sobre el ello. Por ejemplo los obsesivos se creen los mejores. IV El ejemplo concreto es el caso Juanito, quien se niega a salir a la calle por temor a los caballos. Vemos que se trata de un miedo muy concreto: el temor a que lo muerda un caballo.

ADALAJ STEP WELL PDF

Inhibición, Síntoma y Angustia

Freud El texto parte planteando la diferencia entre inhibicin y sntoma. De acuerdo a esto, dice que inhibicin posee un nexo con la funcin y no contiene necesariamente algo patolgico, por otro lado, sntoma equivaldra al indicio de un proceso patolgico, en donde tambin existira una desacostumbrada variacin en torno a la funcin o en una nueva operacin. Producto de la estrecha relacin entre inhibicin y funcin, se intenta desarrollar las funciones del yo en cuanto afecciones neurticas, para esto, se analiza la funcin sexual, la alimentacin, la locomocin y el trabajo profesional. De acuerdo a lo anterior, podemos especificar la definicin de inhibicin como una limitacin en las funciones yoicas, por precaucin o por falta de energa. Por esta razn se diferencia del sntoma, ya que ste no puede describirse como un proceso que le suceda al yo o que pase dentro de l.

DUSAN BARANIN PDF

145a. Inhibición, síntoma y angustia – 1925 [1926]

.

Related Articles